Las áreas urbanas son lugares que acumulan patrimonio histórico, económico y social y, sobre todo, el soporte de las relaciones de los ciudadanos. Las actuaciones en estas áreas pretenden desencadenar dinámicas que induzcan modos de vida coherentes con los recursos patrimoniales, condiciones del hábitat, dotaciones y movilidad.
Los barrios y distritos que configuran nuestras ciudades son algo más que la agregación de casas y negocios. La acción de habitar trasciende el espacio doméstico y el laboral y requiere de otras estructuras para cubrir las necesidades de convivencia, encuentro, juego, esparcimiento o aproximación a la naturaleza. El espacio público es el principal soporte de estas funciones y para su acondicionamiento es necesario manejar variables paisajísticas, ambientales, funcionales, lúdicas y económicas. Sin embargo el mejor espacio público es el que los ciudadanos utilizan y con el que los vecinos se sienten identificados. Por ello, la elaboración de estos espacios se parte de la lectura y el conocimiento de las iniciativas ciudadanas y de sus aspiraciones colectivas.
 
Las actuaciones principales realizadas en esta materia son:
 
  • Reurbanización para el uso público del Muelle de las Delicias en Sevilla (España)
  • Espacios libres y ferial de Atarfe (España)
  • Tratamiento de Borde Costero para el uso público en Chipiona (España)